• Premio a los insistentes

    Al oír que era Jesús nazareno, comenzó a gritar: ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí! Y muchos lo reprendían para que callara, pero él clamaba mucho más: ¡Hijo de David, ten miseri....

  • El primer amor

    Pero tengo contra ti que has dejado tu primer amor. Apocalipsis 2:4 La carta que Juan le escribe al ángel de la iglesia de Éfeso no es, de ninguna manera, condenatoria. Se felicita a la iglesia por ....